Tuesday 8 december 2 08 /12 /Dic 16:33

Sobre el concepto de "normalidad" desde una visión freiriana
ideas para desnaturalizar lo naturalizado




por
Gustavo Matías Silva Fernandez

 


    

     No lo parece, pero ha pasado mucho tiempo desde que escribí sobre este concepto aportando solamente mis reflexiones del tema. Ahora veamos como podemos entender esto desde Freire.
     Nosotros habíamos hablado de la gigantesca carga ideológica que encerraba este concepto, que fácilmente puede ser usado como un arma de destrucción y que los seres humanos no podemos dejarnos catalogar “normales” pues esto es exclusivo de los objetos.
     Ahora bien, veo que la conclusión a la que llegamos en el primer artículo al respecto abría el camino para ser desarrollado con las ideas de Paulo Freire. Entonces, es necesario que veamos unas cuestiones antes de retomar nuestro análisis sobre el concepto de “normalidad”.
     Toda la obra de Freire es un grito a la libertad, al pensamiento auténtico y crítico, a la praxis liberadora y a la humanización, con el fin de emancipar del control, el dominio y la deshumanización que día a día se les produce a los oprimidos.

     En esta sociedad se niega la vocación de ser más. Freire nos explica que el ser humano debe dirigirse siempre al ser más alejándose de su par antitético: el ser menos. Pero nos encontramos aquí, en un “orden” social en donde los opresores violentan a los oprimidos deshumanizándolos y deshumanizándose ellos en el mismo acto, esto, dice Freire, no instaura otra vocación que la del ser menos.
     En este contexto, los opresores no consideran a los oprimidos como humanos, sino simplemente reconocen su papel como meros “siervos” del señor (opresor). En esta deshumanización, los oprimidos son tomados como simples objetos, pues la concepción del opresor es la de tener más en detrimento a los oprimidos que tienen menos.
     Vemos como los oprimidos al considerarse normales a se cosifican los unos a los otros, pues en ellos se encuentra introyectada la “sombra” de los opresores, como explicaba Freire, en ellos se encuentra esta sobra del ser menos instaurada en su realidad concreta. Y vemos a la “normalización” como un arma de destrucción masiva, destrucción de la libertad, destrucción del ser más, del hombre nuevo y del hombre liberándose. Y precisamente, esta “normalización” la vemos en la escuela, en la relación educador-educando. A continuación, daré textualmente unas consideraciones que da el propio Freire:


a) el educador es siempre quien educa; el educando el que es educado.
b) el educador es quien sabe; los educandos quienes no saben.
c) el educador es quien piensa, el sujeto del proceso; los educandos son sólo objetos pensados.
d) el educados es quien habla; los educando quienes escuchan dócilmente.
e) el educador es quien disciplina; los educando los disciplinados.
f) el educador es que opta y prescribe su opción; los educando quienes siguen la prescripción.
g) el educador es quien actúa; los educando son aquellos que tienen la ilusión de que actúan, en la actuación del educador.
h) el educador es quien escoge el contenido programático, los educandos, a quienes jamás se escucha, se acomodan a él.
i) el educador identifica la autoridad del saber con su autoridad funcional, la que opone antagónicamente a la libertad de los educandos. Son éstos quienes deben adaptarse a las determinaciones de aquél.
j) Finalmente, el educador es el sujeto del proceso; los educandos, meros objetos (Freire, 2002: 74).

    
     Entonces, vemos como la “normalidad” del que hablamos no es más que la consecuencia de la “normalización” que es impuesta desde el sistema escolar, vemos como domestican nuestros cuerpos, como diría Foucault, como domestican nuestra conciencia para que sea conciencia de ser menos, como dirían Sartre y Freire, como domestican nuestro deseo para que sea el deseo del otro, como diría Marcuse, y como domestican la libertad para que le temamos, como diría Fromm.
     Pero a tener en cuenta una cosa: “el ser menos conduce a los oprimidos, tarde o temprano, a luchar contra quien los minimizó” (Freire, 2002: 33).
     Este artículo sólo pretende ser una pequeña introducción al pensamiento de Freire y muchos de los autores y conceptos se desarrollarán posteriormente, pues, como ya he dicho, nunca me propondré realizar un artículo por demás extenso, así que en este poco espacio espero haber invitado al lector a “empaparse” aun más de estos temas.

 





Bibliografía:


Foucault, Michel. (2006) “Disciplina” en: Vigilar y castigar. Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores.


Freire, Paulo. (2002) Cap. I y II en: Pedagogía del oprimido. Buenos Aires: Siglo Veintiuno Ediciones.


Fromm, Erich. (1980) Cap. IV “Los dos aspectos de la libertad para el hombre moderno” en: El miedo a la libertad. Buenos Aires: Padiós.


Marcuse, Herbert. (1997) “Las nuevas formas de control” en: El hombre unidimensional. Buenos Aires: Planeta-Agostini.


Sartre, Jean-Paul. (2006) El ser y la Nada. Buenos Aires: Losada.

Por IMAGO
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Imágenes aleatorias

  • IMAGO-726
  • PSI-IMAGO
  • PSI-IMAGO-3
  • PSI-IMAGO-6
  • IMAGO LOGO

Recomendar

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados